El Centro Nacional de Energías Renovables se constituye como una fundación sin ánimo de lucro, que se denomina “Fundación CENER-CIEMAT”, cuyo Patronato está formado por instituciones públicas, como: el Ministerio de Economia y Competitividad, Ciemat, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Gobierno de Navarra.


En el caso de la Fundación CENER-CIEMAT el fin fundacional consiste en:

  • Apoyar la actividad de I+D+i de las empresas mediante la prestación de servicios tecnológicos, realización de proyectos de I+D bajo contrato y consultoría

  • Desarrollar las tecnologías de producción y aprovechamiento de la energía mediante la investigación y el desarrollo

  • Y hacer posible la máxima penetración de las energías renovables en el sistema energético, mediante la generación de las herramientas y los servicios necesarios para solventar los problemas técnicos y de relación entre los distintos agentes de sistema

Parte fundamental de la esencia de CENER deriva de la voluntad de sus patronos en la consecución necesaria de una alta tasa de autofinanciación y el ámbito nacional de sus actuaciones.


 

Ventajas económicas de las Fundaciones:

Las fundaciones son entidades destinadas a servir a un bien público y están obligadas a destinar toda su actividad y activos a la consecución de ese bien, el denominado “fin fundacional”. Esto implica, entre otros, la reinversión obligada de los beneficios en la fundación y la imposibilidad de recuperar las donaciones realizadas por patronos u otros donantes.

Las fundaciones ofrecen además grandes ventajas para las entidades que decidan contratarlas, o bien donarles dinero o activos. En el caso de una contratación, a la rebaja del impuesto de sociedades hay que añadir una rebaja porcentual añadida del 10%. En el caso de tratarse de una donación se puede decidir a qué se va dedicar y disfrutar de las mismas condiciones favorables que un proyecto de I+D contratado.